Semillas regulares exterior e interior

Las semillas de marihuana regulares se obtienen por polinización natural y desarrollan plantas hembra o macho indistintamente, siendo necesario esperar varias semanas, hasta el inicio de la floración, para conocer el sexo de las mismas y tratándose de plantas macho retirarlas para evitar que polinicen a las plantas hembra echando a perder el cultivo.
Las semillas regulares desarrollan plantas que producen cogollos de una gran calidad y en las que se aprecia todo el potencial que tiene una variedad en concreto, pero la dificultad de su cultivo aumenta considerablemente, requiriendo de mayores conocimientos por parte del cannabicultor y el empleo de mayores recursos en cuanto espacio, tiempo y dinero para obtener resultados idóneos, ya que, cuando plantamos semillas regulares, no vamos a poder optimizar los recursos a emplear en el cultivo, puesto que el cultivador deberá esperar hasta poder determinar el sexo de la planta y poder así apartar los machos. Hasta ese momento habrá consumido tiempo y recursos en plantas que luego va a descartar.
Por tanto las semillas regulares son principalmente escogidas por los cultivadores más expertos que buscan tener a su alcance una gran diversidad genética a partir de la que poder crear plantas madre, seleccionando los rasgos genéticos preferidos (estructura, resistencia, tiempo de floración, producción, potencia, sabor…) e implantarlos como rasgos estables y característicos de una variedad.
En Greenbud Seeds, en nuestro afán por dar respuesta a las necesidades de todo tipo de cultivador, hemos incluido semillas regulares de alguna de las genéticas exclusivas que se encuentran en nuestro catálogo también en versión feminizada, como la Snow Ripper y la Choco Candy, novedad del 2017. Variedades que no te dejarán indiferente, de una calidad excelente, muy productivas, resinosas y con sabores y aromas únicos.

__________________________